• Vino y la salud
Vino y la salud

¿Tomar vino es bueno para tu salud?

Científicos coinciden en que hay algo en el vino tinto que, cuando se toma con moderación, puede ayudar a proteger el corazón, reducir el colesterol “malo” y prevenir la formación de coágulos de sangre

El alcohol en exceso es perjudicial para la salud, sea cual sea la bebida que lo ofrezca, pudiendo ocasionar desde toxicidad en el hígado hasta incrementar el riesgo de sufrir diferentes tipos de cáncer, según concluyeron científicos italianos y estadounidenses en 2015.

Sin embargo, el vino tinto en particular resulta una verdadera paradoja, pues si bien posee alcohol y por ello, puede resultar perjudicial, también es fuente polifenoles con efecto beneficioso en nuestro cuerpo. De hecho, compuestos que el vino tinto posee han sido asociados a menor acumulación de grasas en el cuerpo así como a menor envejecimiento.

En otra investigación, Roger Corder, profesor de terapéutica experimental de la universidad Queen Mary de Londres y autor de La dieta del vino tinto (The Red Wine Diet) confirmó que los vinos Tannat tienen tres o cuatro veces más procyanidins que el Cabernet Sauvignon.

De acuerdo con Corder, estos flavanoles, junto con una alta concentración de taninos -biomoléculas que combaten el envejecimiento de las células-, pueden estar detrás de las propiedades benéficas de la bebida.

Otros investigadores tienen los ojos puestos en un compuesto que se encuentra en la piel de las uvas rojas llamado resveratrol.

Durante muchos años, ha sido aclamado como un tipo de medicamento maravilloso, un compuesto antiedad que podría alargar la vida, combatir la obesidad e incluso curar el cáncer.

Pero hasta ahora, los estudios sobre resveratrol no han salido del laboratorio. Con lo cual todavía no hay evidencia de que pueda ser efectivo en humanos.